Unidad de Medida y Actualización (UMA)

Por: Mtro. Miguel Alejandro Ruíz Espinoza

Es un hecho que, el abogado debe de mantenerse actualizado en el transcurso de su vida profesional, el Derecho es pues, un ente cambiante, que como bien sabemos surge en pos de la sociedad, y así como ésta va modificándose, lo hace también el Derecho. Algo que ha llamado mucho mi interés; es que, al interrogar a algunos abogados y estudiantes de Derecho sobre la Unidad de Medida y Actualización (UMA), no tienen claridad con este término y algunos en definitiva no lo conocen, así que me permití crear estas líneas con el objetivo de plantear, de forma muy breve, el surgimiento y justificación del UMA.

Tendremos que responder entonces que es el UMA.

Es pues una referencia de tipo económico que va ligada al concepto de inflación, llega para reemplazar al concepto de “Salario Mínimo”; lo anterior en cuanto al cumplimiento de algunas obligaciones de pago de las personas físicas o morales, ya en los juzgados, es común ver que se utilice cuando el juez lanza, por así llamarlo, un apercibimiento respecto al incumplimiento de una obligación.

Este concepto fue aprobado y usado desde el 27 de enero de 2016 con la creación de una de las leyes más pequeñas, ya que solo consta de cinco artículos y nos sirve para pagos de:
• Créditos hipotecarios
• Multas
• Impuestos
• Trámites gubernamentales
• Prestaciones denominadas en veces salario mínimo.
En su artículo 5º dicha ley menciona que:
“El INEGI publicará en el Diario Oficial de la Federación dentro de los primeros diez días del mes de enero de cada año el valor diario, mensual y anual en moneda nacional de la UMA y entrarán en vigor dichos valores el 1o. de febrero de dicho año.”

Confiriéndole al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) la asignación de dicho valor, además de su actualización, por tal motivo se publicó la actualización de 2017, de la Unidad de Medida y Actualización (UMA). Durante todo este año, el valor será de $75.49 diarios, teniendo un incremento de 3.35% respecto al 2016, ya que entonces su valor fue de $73.04.

El valor mensual de la UMA se calcula multiplicando su valor diario por 30.4 veces y su valor anual se calcula multiplicando su valor mensual por 12.

 

Pero a todo esto, ¿cuál es la justificación de su creación?

Esta la encontraremos estudiando un poco el tema del salario mínimo, sabemos que éste es actualizable y aumenta cada determinado tiempo y condiciones, sin embargo, al aumentar traía un efecto negativo, ya que, nuestra legislación, usaba el salario mínimo como medida, para que las personas cumplieran con obligaciones como pago de impuestos, multas, INFONAVIT o FOVISSSTE entre otras, al aumentar el salario mínimo aumentaban los costos de esas obligaciones.

Con la acertada creación de la UMA, al aumentarse el salario mínimo este ya sólo afectará al sueldo del trabajador y no también al bolsillo de éste; al asignarle cuotas más altas a las obligaciones que hubiere contraído. Recordemos que el salario mínimo en el país es superior a los $ 80.00 dependiendo la zona, esta diferencia de $4.51 parece mínima respecto al UMA, sin embargo al multiplicarla x100 o x1000 crean ya un buen margen de ahorro.

También es importante mencionar que el manejo de esta unidad, obliga a modificar todas aquellas leyes que usaban el termino de “salarios mínimos”, se calcula que se deberán modificar aproximadamente 140 leyes, y desde el 28 de enero de 2016, se debe aplicar la UMA en aquellos supuestos en que se haga referencia al salario mínimo como unidad de cuenta, índice, base, medida o referencia.

Con esta reforma se busca pues, desligar al salario mínimo de cualquier unidad de cálculo para cumplir con obligaciones, o como unidad de referencia en la economía, ya que el concepto de salario mínimo se refiere únicamente; a la remuneración mínima que debe percibir un trabajador, además recordemos que según nuestra Ley Federal del Trabajo cada oficio y profesión presenta un salario mínimo especifico.

Así, en los artículos tercero y cuarto transitorios de la reforma constitucional, que modifica a los artículos 26, 41 y 123 se dispone lo siguiente:

Tercero.- A la fecha de entrada en vigor del presente Decreto (28 de enero de 2016), todas las menciones al salario mínimo como unidad de cuenta, índice, base, medida o referencia para determinar la cuantía de las obligaciones y supuestos previstos en las leyes federales, estatales, del Distrito Federal, así como en cualquier disposición jurídica que emane de todas las anteriores, se entenderán referidas a la Unidad de Medida y Actualización.

Cuarto.- Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo transitorio anterior, el Congreso de la Unión, las Legislaturas de los Estados, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, así como las Administraciones Públicas Federal, Estatales, del Distrito Federal y Municipales deberán realizar las adecuaciones que correspondan en las leyes y ordenamientos de su competencia, según sea el caso, en un plazo máximo de un año contado a partir de la entrada en vigor de este Decreto, a efecto de eliminar las referencias al salario mínimo como unidad de cuenta, índice, base, medida o referencia y sustituirlas por las relativas a la Unidad de Medida y Actualización.


Acerca del autor:

Miguel Alejandro Ruiz Espinoza es Licenciado en Derecho por la Universidad Autonoma Benito Juárez de Oaxaca. Ha colaborado en Instituciones del sector Publico como El Registro Publico de la Propiedad y Comercio, El Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, La Secretaria de Desarrollo Social, El Centro Estatal de Evaluación y Control de Confianza, La Defensoria Pública Federal del Estado de Oaxaca, La Procuraduría General de la República. Además de empresas privadas como catedrático en El Instituto de Estudios Superiores de Oaxaca, El Grupo de Estudios Universitarios de Oaxaca, La Red de Escuelas Universitarias y la Univerisidad Virtual de Nuevas Tecnologías Administrativas. Así como Abogado litigante, especialista en material civil y penal. En el tiempo libre se dedica al deporte y cultiva la faceta de escritor y asesor en temas juidicos y academicos.